domingo, 4 de septiembre de 2011

Tesoros del camino: figura antropomorfa de Los Barruecos


Arriba: conjugada con el entorno, en una simbiosis entre el arte que nos brinda la naturaleza y el arte creado por el hombre, una figura antropomorfa destaca entre una serie de grabados rupestres creados por los primeros habitantes que hicieron de Los Barruecos su hogar, y que quisieron dejar constancia inmortal de su presencia con una figura entre berrocales, similar a la que fuera su presencia en este bello paraje.

Que la evolución del ser humano sigue en proceso continuo e imparable, es algo incuestionable, anejo a la naturaleza de nuestra especie cuyos orígenes, lentamente y hace más de seis millones de años, comenzaron una carrera evolutiva con los primeros homínidos hasta la llegada del actual Homo sapiens sapiens, especie a la que pertenecemos. Una carrera donde la genética, el entorno natural y la lucha por la supervivencia, entre los motivos fundamentales, supieron sabiamente combinarse dando lugar al único animal plenamente inteligente que ha sobrevivido hasta nuestros días. Un animal que, a diferencia del resto de seres vivos que pueblan el planeta Tierra, ha logrado visualizar su entorno de manera global, ha intentado entenderlo y comprenderlo buscando respuestas a las preguntas que sobre el mismo le surgían, siendo consciente de su presencia como ser sumergido en medio de la naturaleza de la que procedía, y de las posibilidades que tenía de poder surtirse de ella, beneficiarse, e incluso adueñarse de la misma hasta límites casi insospechables.

En su evolución natural, y en el desarrollo de su mentalidad y aprendizaje continuo, el ser humano moderno u Homo sapiens sapiens logra alcanzar hace unos 40.000 años y en la fase final del Paleolítico, o Paleolítico Superior, una de las mayores cumbres de su hominización. Si ya el lenguaje le había convertido en un ser sumamente especial, comenzaba ahora a desarrollar otra característica que acentuaba ese camino en solitario sobre el que partía dejando atrás al resto de especies del reino animal, y con la que mostraba no sólo su capacidad de visión del mundo que le rodea, sino también la visión de sí mismo en el entorno, e incluso una visión superior a la realidad a través de sus sueños e inquietudes. Comienzan las representaciones artísticas o, sencillamente, el arte.


Arriba: detalle del conocido como Antropomorfo de Los Barruecos, sencillo grabado rupestre esquemático que parte de la unión de diversas cazoletas unidas con acertados surcos, dando forma y vida a una de las más antiguas representaciones del ser humano en Extremadura.

El paraje natural de Los Barruecos, actualmente en el término municipal de Malpartida de Cáceres,  manifiesta una riqueza natural que le ha permitido ser declarado Monumento Natural y espacio protegido por la Junta de Extremadura desde 1.996. Riqueza natural que ya supieron apreciar los primeros pobladores de estas tierras, haciendo así de ellas su hogar durante varios siglos y diversas etapas históricas. Una continua presencia acuífera, suelos fértiles e innumerables cobijos naturales permitieron al hombre del Neolítico decantarse por terminar con su nomadismo sedentándose en estas tierras, cuyos frutos le permitieron prolongar sus estirpes durante el Calcolítico y la Edad de Bronce.

El ser humano ya comenzaba a adiestrar su entorno, lograba cambiar el paisaje con sus cosechas, y convertía a los animales bajo la domesticación. Empezaba a conocer las propiedades de cada elemento que encontraba en su camino, y conseguía incluso mezclarlos para dar lugar a otros que le sirvieran de mayor ayuda en su día a día. En definitiva, domesticaba la naturaleza de la que había surgido y era consciente de ello, consciente de su fortaleza y de su inteligencia, pero también de su fragilidad ante las adversidades del entorno y fundamentalmente ante el paso del tiempo. Por eso, el habitante de Los Barruecos decide quedar su presencia pasajera marcada en el entorno que le vio nacer. Con apenas unas cazoletas o concavidades talladas en la roca, y unos surcos que las unieran, crea el conocido como Antropomorfo de Los Barruecos, una figura esquemática englobada en esta corriente de arte rupestre que por la misma época dejaba ejemplos pictóricos en la Cueva del Castillo (Monfragüe), o en el Abrigo del Risco de San Blas (Alburquerque). Una primera muestra artística de la figura humana en nuestra tierra, creada por un ser humano que quiso dejar su huella en la misma como muestra de su paso por esta vida, y dando como resultado un pequeño tesoro histórico-artístico para nuestro patrimonio, pero también, y para aquel viajero que pasee de nuevo por los bellos parajes de Los Barruecos, todo un tesoro en su camino.


Arriba: junto a la archiconocida como Peña de la Seta, berrueco enclavado relativamente cerca de los aparcamientos occidentales del Barrueco de Abajo, el hombre calcolítico quiso dejar su impronta artística al lado del monumento que la naturaleza allí mismo había creado, grabando diversas cazoletas de las que surgió el Antropomorfo de Los Barruecos, en la cavidad natural que junto a la piedra seta aparece y que podemos ver en el sombreado izquierdo de la imagen, aguardando al lector y al caminante.

4 comentarios:

  1. No he tenido la suerte de encontrar cuando he estado en Los Barruecos ni este ni ningún otro símbolo dejado por los primitivos habitantes de esta tierra. He oído hablar también de una gran piedra que guarda en su interior pinturas rupestres a la que hay que entrar casi reptando. ¿la conoces?
    Una vez más te has adentrado en un mundo apasionante y has mostrado un trozo muy intresante del pasado. Por cierto ¿no te parece que ya es hora de que el hombre deje de modificar el paisaje y conservemos lo que nos ha llegado?

    Saludos y hasta pronto, Samuel!

    ResponderEliminar
  2. Hola Jesús! Bienvenido de nuevo al mundo de los blogs!
    Una de las maravillas de Los Barruecos es que es un paraje repleto de vestigios del pasado, entre grabados y pinturas rupestres, tumbas antropomorfas y restos del vicus romano-visigodo. Por desgracia, no hay nada señalizado y prácticamente (salvo algún berrueco cuyas pinturas están protegidas con rejas), no hay nada protegido. Por propia experiencia te comento que tuve que ir en varias ocasiones para, tras dar una y mil vueltas y recorrer los rincones de este enclave, encontrar algunos de los santuarios de pinturas rupestres más destacados y que había conocido por fotografías. Otros vestigios los encontré por casualidad, como este Antropomorfo, y de algunas tumbas por las que había pasado varias veces al lado no fui consciente de su presencia hasta tiempo después. Existe un buen libro, que añadiré a la bibliografía recomendada, dedicado exclusivamente a las pinturas y grabados rupestres de Los Barruecos. Aparecen fotografiadas las rocas y peñas donde se ubican, ayudando mucho al visitante a localizarlas. Te lo recomiendo!
    Sobre la peña caballera considerada santuario de pinturas rupestres, he estado en varias ocaciones y su localización y primera visita fue una de las experiencias más interesantes y satisfactorias que he vivido en mis excursiones. Espero publicar alguna entrada sobre el mismo próximamente. De todos modos, ya sabes que ante cualquier duda puedes ponerte en contacto conmigo, y te explicaré cómo llegar a los enclaves más destacados, o incluso acompañarte si la agenda me lo permite.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por su blog, desde luego es una referencia para todos los que amamos la historia, y para los que amamos Extremadura. Calidad increible, datos milimétricos, simplemente genial. Esperamos cada entrada con la ilusión de los que saben que van a descubrir nuevos caminos e historias.

    ResponderEliminar
  4. Estimado Juan Carlos:
    Muchísimas gracias por su comentario y por sus palabras. Me alegra enormemente saber que toma el blog como referencia y que espera cada nueva entrada para descubrir con ellas nuevos caminos que abran paso a la cultura extremeña. Ese fue y sigue siendo mi objetivo principal, basado en mi amor y admiración por esta tierra que nos vio nacer y cuyo arte e historia tan injustamente han sido muchas veces tratados y olvidados. Espero seguir viéndole por aquí, deseando que mis nuevas aportaciones sigan estando a la altura que los lectores esperan y se merecen.
    Mi más cordial saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...