jueves, 8 de septiembre de 2011

8 de septiembre: Día de Extremadura



Arriba: dehesa de alcornoques en la provincia de Badajoz.

Era el 20 de marzo de 1.907 cuando el Papa Pío X decidía, tras la gran peregrinación de más de 10.000 romeros ocurrida meses antes, el 12 de octubre de 1.906, venidos de todos los lugares y rincones de Extremadura proclamando a la Virgen de Guadalupe como su patrona, solemnizar tal evento entregando a  la imagen de Santa María de Guadalupe la condecoración seguramente más celebrada desde entonces y que con más cariño recibía por parte de sus fieles y peregrinos: el Patronazgo de Extremadura. Tal peregrinación por parte del pueblo extremeño, en amor hacia la imagen a la que más culto rendían desde prácticamente siete siglos atrás, era una de las primeras muestras y ejemplos de regionalismo en Extremadura, con gentes de ambas provincias, Cáceres y Badajoz, unidas para reivindicar algo que los hermanaba como pueblo propio y con identidad propia. Cuando casi ochenta años después, en una región que ha alcanzado su autonomía dentro de una España democrática, se decide declarar un día festivo para celebrar nuestra identidad, la memoria se vuelve hacia esa exaltación regionalista y premia a la artífice de ese sentimiento y que no es otra que la misma imagen mariana venerada en Guadalupe. Así, el mismo día que servía para celebrar la santidad de esta advocación, sería utilizado para celebrar la identidad extremeña, confirmándose por la Ley 4/1985, de 3 de junio, sobre el Escudo, Himno y Día de Extremadura.

Desde 1.985 cada ocho de septiembre, en cada localidad y municipio de nuestra Comunidad Autónoma se celebra nuestra unidad regional e identidad propia, forjadas con los siglos y cuyos capítulos fueron escritos por los diversos pueblos que de esta zona de la Península Ibérica hicieron su hogar. Una identidad única que nace de la diversidad cultural de nuestras comarcas, que recorre las dehesas y las serranías, los viñedos y las fértiles vegas. Una identidad que nos enriquece y que protege nuestra historia y nuestro arte, nuestras raíces. Una identidad que nos identifica como pueblo, como hermanos, como hijos de una rica y bella tierra.

Desde este blog, y a todos esos extremeños hijos de estas tierras, a los que han hecho de esta tierra su hogar, a los que vienen a ella y se enamoran de sus colores y sus sabores, y en definitiva, a los que hacen de Extremadura un lugar por el que transcurrir su camino, feliz ocho de septiembre. Feliz Día de Extremadura.



Arriba: dehesa de encinas en la provincia de Cáceres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...